Viernes 9 de Diciembre de 2022

Hoy es Viernes 9 de Diciembre de 2022 y son las 00:06 - Detuvieron a 2 abusadores que atacaban en el subte / Desde la cárcel, Milagro Sala brindó un discurso para un acto del partido de D'Elía / Los 28 puntos destacados del informe "El estado del Estado" / Emotivos homenajes a Muhammad Alí en las calles de Estados Unidos / Jonás Gutiérrez: "Messi es un genio, siempre lo da todo" / Hay tres sospechosos de violar y estrangular a un chico en Santiago del Estero / El oficialismo celebró la suspensión de Ricardo Echegaray de la Auditoría General / Lionel Messi, prácticamente descartado para el debut ante Chile / Otra jueza dictó un amparo contra el aumento de tarifas / Mauricio Macri "está bien de salud", tuvo reuniones en Olivos y el lunes retomará su agenda / El emotivo recuerdo de Storani sobre su hijo: "Él enseñaba a ser un buen padre"  / Cristina Kirchner publicó un análisis de su hija Florencia sobre la marcha #NiUnaMenos / Cristian Ritondo recibió el alta médica tras cinco días de internación / Roland Garros: el argentino Gustavo Fernández se coronó en tenis adaptado / Corrupción en Brasil: Marcelo Odebrecht entregó USD 3.400.000 a la campaña de Dilma Rousseff / ¿Como sería tu vida si te sintieras apoyado incondicionalmente? / La española Garbiñe Muguruza derrotó a Serena Williams y se consagró en Roland Garros / Perú derrotó a Haití y empezó el torneo con el pie derecho  / El papa Francisco aprobó el proceso para expulsar obispos por casos de pedofilia / Paraguay no pudo con Costa Rica en su debut en la Copa /

POLITICA

18 de mayo de 2015

Massa: "Voy a tener mi foto con el Papa como jefe de Estado"

El líder del Frente Renovador compartió una mesa de café con Infobae. Dijo que su espacio tiene "intención acuerdista" y pidió al resto de los partidos una "actitud generosa para construir mayorías". Elogió a Tinelli, marcó fuertes diferencias con Rodríguez Saá y criticó a Scioli: "Yo elegí cambiar el país, él prefirió obedecer"

Miércoles 13 de mayo. El reloj marcaba las 12 y el termómetro casi 39 grados. Un mensaje por WhatsApp encendió las alarmas:"¿Podemos atrasar el café una hora? Quiero pasar antes por el médico". Sergio Massa aún peleaba con el estado gripal que había mostrado la noche del lunes en ShowMatch y el encuentro con cuatro periodistas de Infobae corría peligro de suspenderse.

 

"Quédense tranquilos que va a venir", repetía su vocero, quien acudió a la cita con estricta puntualidad. Y cumplió. Cuando las agujas daban las 13:15, el líder del Frente Renovador bajó de una camioneta e ingresó a Lab Café, el bar de palermo en donde se graba este ciclo de entrevistas con los candidatos.

 

La voz de Massa confirmó el cuadro. No era uno de sus mejores días pero en épocas de campaña no hay mucho margen para quedarse en la cama. Antes de saludar, despidió a un interlocutor con el que hablaba por teléfono. Dijo que era Guillermo Nielsen, el economista del Frente Renovador que no pasó el umbral de 1,5% en las primarias de la Ciudad. "Sigue formando parte de mi equipo, no hay rispideces", respondió cuando le preguntaron por las consecuencias de la campaña porteña.

 

Esa mañana los diarios informaban sobre las negociaciones con el PRO para buscar un acuerdo político y uno de los integrantes del espacio, Francisco De Narváez, había propiciado la idea de una interna amplia desde la misma silla donde ahora Massa admitía que su espacio tiene "vocación acuerdista", "de construcción de mayorías".

  La relación con Macri, la posibilidad de una gran interna opositora y la salida de dirigentes del Frente Renovador  

-¿Eso implica que usted podría competir en primarias contra Macri, Sanz y Carrió?
Lo primero que creo es que la Argentina tiene que dejar de discutir nombres y empezar discutir políticas de Estado. A mí me gustaría que en todo caso haya un invitado de todos los partidos políticos contándole a la gente cómo van a ser los próximos diez años de la Argentina.

 

Llegó el café y se agitó el debate. A Massa no le gusta que le señalen los nombres que dejaron su partido en las últimas semanas. Se pone más serio aún cuando le preguntan si alguna vez pensó en bajarse de la carrera por suceder a Cristina Kirchner. "El 11 de diciembre los voy a recibir a todos, a los que nos acompañan y a los que no", replicó.

 

-¿No hay ninguna posibilidad de que baje su candidatura?
No, lo que hay es mucha especulación conveniente para algunos que necesitan ver cómo capturan el voto de un sector de la sociedad argentina que lo que quiere es que la clase media esté representada en la oferta electoral.

 

-¿Y quién necesita sus votos?
Pregúnteselo a quienes lo necesitan.

 

No lo nombra pero piensa en Daniel Scioli. El Frente Renovador cree que si por alguna razón Massa declinara sus aspiraciones, el candidato que mayor porcentaje de votos capitalizaría es el gobernador de la provincia de Buenos Aires. Hay un fuerte componente peronista en el núcleo de los sufragios que lo llevaron a la victoria en 2013.

 

-En 2013 usted estuvo cerca de cerrar un acuerdo con Scioli para las legislativas. ¿Cambió Scioli o cambiaron ustedes?
Cada uno eligió su camino. Nosotros elegimos el camino de crecer sin el dedo de nadie. Nosotros elegimos el camino de soñar y otros eligieron el camino de obedecer. Yo elegí el camino de soñar la Argentina del futuro, Scioli eligió el camino de obedecer.

 

-¿Cree que se equivocó Scioli?
El tiempo lo dirá.

 

Quienes alguna vez jugaron al fútbol con Massa lo describen como un arquero decente. De chico alentó a Chacarita en su San Martín natal, gritó goles de San Lorenzo y la vida lo convirtió en dirigente y fanático de Tigre. El año pasado cumplió el sueño de ir al Mundial con su papá y su hijo. Guarda en su celular un video de la final contra Alemania, donde se puede observar a Lionel Messi mirar con inimitable tristeza la Copa del Mundo en el momento de las premiaciones.

  El Parlasur, el futuro político de Marcelo Tinelli y el Mundial de Brasil  

-El de este año es su mayor desafío político. Comparándolo con el último Mundial, ¿usted cree que va a ser Alemania, Argentina, Brasil u Holanda?
Suena horrible la respuesta porque sé que voy a ser Alemania, pero me duele en el corazón.

 

-Le va a ganar a la Argentina...
No, esa es una pregunta de muy mala leche, porque nosotros vamos a intentar que suceda lo que no pasó en el Mundial: que Argentina salga campeón.

 

Durante los 40 minutos que se extendió el café hay definiciones sobre la salida de Darío Giustozzi, la posibilidad de que Cristina Kirchner sea candidata para el Parlasur, su parecido con Néstor Kirchner y su relación con Máximo. Marcó distancia con Adolfo Rodríguez Sáa porque la idea del puntano de negociar con el Gobierno para completar la Corte Suprema representa un "límite" para su espacio (ver videos adjuntos). Dijo además que nunca fumó marihuana y que no le tiene miedo a los "carpetazos".

 

-¿Cree que van a llegar?
En 2013 terminó la elección, les ganamos por 12 puntos y todavía estamos esperando las carpetas; a mí me pueden dar vuelta como una media muchachos, yo vivo desde que me casé en la misma casa, tengo el auto que tengo y toda la declaración jurada; vivo feliz con lo que tengo. Mi pasión está puesta en la gestión y en la cosa pública, otros tienen la líbido puesta en la plata; yo la tengo puesta en cambiarle la vida a la gente. A mi no me van a ver relojes ni autos caros, ni ropa rara porque en definitiva soy un pibe de clase media con el sueño de construir una Argentina mejor.

Puños en alto, Massa muestra una cintita roja, deshilachada, que le regalaron durante la campaña de 2013. Es verdad: no usa reloj. Tampoco tiene el anillo de casamiento con su esposa, Malena Galmarini. Los cambios en el peso le jugaron una mala pasada y ahora es la hija del dirigente peronista Fernando Galmarini quien lleva las alianzas de ambos en un colgante.

 

Empiezan las señas. El café está frío y hay que redondear la entrevista. Por la noche lo espera la cena de Conciencia y el fin de semana está previsto un largo derrotero por el norte del país. Rebeldes, los periodistas de Infobae intentan que el candidato adelante el nombre de su compañero de fórmula. No logran su cometido pero hacen algunas preguntas más.

  La entrevista completa con Sergio Massa  

-¿Antes de fin de año va a tener su foto con el Papa?
Seguramente, como jefe de Estado. Nos vamos a juntar dos jefes de Estado.

 

-¿Se lo imagina a Tinelli en política?
Yo creo que él tiene ganas. No lo dice, pero tiene ganas. Imagina su camino fuera de la televisión metido en política. Y la AFA es una demostración de su interés político. El presidente de AFA tiene una tarea sobre el hecho deportivo-cultural más trascendente que tiene la Argentina. El fútbol es parte del ADN de los argentinos y pretender construir un fútbol más profesional, más espectáculo, como plantea Marcelo, me parece que tiene que ver con su inquietud política. Esto no significa una candidatura.

 

-¿Le gustaría verlo en el Frente Renovador?
Él va a ser presidente de AFA, yo voy a ser Presidente. Juntos vamos a hacer que los visitantes vuelvan a las canchas.

 

-Sería un buen candidato a gobernador...
Contarlo a Marcelo en este escenario es un error. Marcelo quiere ser presidente de AFA, está claro, lo dijo, y hacer especulaciones alrededor de cualquier otra cosa es perder el tiempo porque él ya tomó un camino. Y me parece que es un camino inteligente.

 

-¿Ideológicamente de qué espacio lo ve más cerca?
Marcelo, sin ponerlo en términos de pertenencia al Frente Renovador, el PRO, o el Frente para la Victoria, porque eso es caer en una coyuntura innecesaria, si tuviera que describirlo es un peronista moderno.

 

Fin. Llegó el momento de pagar la cuenta. Esta vez invitó Infobae. El saludo final es en la vereda, sobre la calle Humboldt. Una joven de no más de 30 años lo mira a los ojos, se toca el corazón y le dice: "Yo te apoyo". Otro hombre de algunos años más se acerca a la ronda para escuchar al diputado nacional. El candidato responde con gratitud: acaba de anotarse dos votos más. Todo suma.

COMPARTIR: