Martes 11 de Agosto de 2020

Hoy es Martes 11 de Agosto de 2020 y son las 15:45 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 14.9º
  • Mayormente nublado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

MUNDO

16 de junio de 2014

El Papa criticó a los poderosos que se enriquecen 'mágicamente'

Los daños de esta conducta corrupta los pagan los pobres, dijo Francisco. Se refirió a los políticos, pero también a los empresarios y a los eclesiásticos; a todos los que tienen autoridad sobre los demás

el Sumo Pontífice volvió a referirse al pecado de la corrupción en duros términos. Es algo que "se repite continuamente entre los que tienen poder material o poder político o poder espiritual", dijo, durante la homilía en la misa en Santa Marta.

"En los periódicos leemos muchas veces: ah, fue llevado al tribunal aquel político que se ha enriquecido mágicamente (...), fue llevado a la Corte aquel jefe de empresa mágicamente enriquecido, es decir, por la explotación de sus trabajadores. Se habla demasiado de un prelado que se ha enriquecido mucho y ha dejado su deber pastoral para cuidar su poder. Así, los corruptos políticos, los corruptos de los negocios y los corruptos eclesiásticos. Están por todas partes. Y tenemos que decir la verdad: la corrupción es precisamente 'el' pecado 'a mano", que tiene aquella persona con autoridad sobre los demás, sea económica, política, o eclesiástica. Todos somos tentados por la corrupción. (...) Porque cuando uno tiene autoridad, se siente poderoso, se siente casi Dios".

También señaló que el poderoso se va corrompiendo a lo largo del "camino de la propia seguridad". Es decir que, con el bienestar, el dinero, el poder, la vanidad, el orgullo... se siente capaz de todo. "Incluso matar", sostuvo. Pero esa "corrupción, en realidad, la paga el pobre", no el que le da la coima o el porcentaje al poderoso. Ese es solo un intermediario.

"Si hablamos de los corruptos políticos o de los economistas corruptos, ¿quién paga esto? Lo pagan los hospitales sin medicinas, los enfermos que no tienen cuidados, los niños sin educación –enumeró Francisco–. ¿Y quién paga la corrupción de un prelado? La pagan los niños, que no saben hacerse el signo de la cruz, que no saben la catequesis, que no son cuidados; la pagan los enfermos que no son visitados, los encarcelados que no tienen atención espiritual. Los pobres pagan. La corrupción la pagan los pobres: pobres materiales, pobres espirituales".

"El único camino para salir de la corrupción –agregó–, el único camino para vencer la tentación, es el servicio". Porque la corrupción viene del orgullo, de la soberbia; y "el servicio, la caridad, es hacerse humilde para ayudar a los demás".

El Papa concluyó su homilía convocando a los presentes a rezar por los que son víctimas, lo que "pagan" la corrupción política, económica y eclesiástica.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas