Miércoles 1 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 1 de Diciembre de 2021 y son las 19:22 ULTIMOS TITULOS:

POLITICA

23 de marzo de 2015

La esposa de Alperovich pidió disculpas por su exabrupto: "Fue una actitud primitiva"

Beatriz Rojkés de Alperovich hizo un mea culpa por haber insultado a un evacuado que le reclamaba ayuda, aunque aclaró que no va a renunciar. "No tengo justificativo, caí como una tarada. No vivo en una mansión", dijo

Un día después de que su figura quedara en el centro de la escena nacional por haber humillado a una persona que era víctima de una inundación, la esposa del gobernador de Tucumán pidió disculpas.   "No tengo justificativo, no puedo echarle la culpa a nadie", admitió la senadora nacional, que analizó su actitud con una fuerte autocrítica, en la que incluyó el anuncio de que no piensa renunciar.   En declaraciones al programa de Dady Brieva en Radio América, Rojkés de Alperovich explicó que estaba agotada tras recorrer la zona de las inundaciones (en la localidad de El Molino) y reaccionó "como una tarada" ante el reclamo de la gente: "Fue una actitud absolutamente primitiva de una persona que está al borde del cansancio psíquico y físico". "No vivo en una mansión ni tengo diez, he caído de la peor manera. Y en época electoral a estas cosas se las dimensiona", manifestó la legisladora que hasta hace poco tiempo era la tercera en la línea de sucesión presidencial.   Consultada sobre qué le había dicho su esposo, Rojkés comentó: "Don Alperovich sabe lo que estoy haciendo, me ha abrazado porque he llorado mucho. Nosotros le estamos poniendo el cuerpo, he supendido todo para estar cada día donde más me necesitan, pero caí como un chorlito".   La senadora nacional aseguró que no recibió ninguna reprimenda del gobierno nacional y apuntó que ya tiene demasiado con el golpe anímico que sintió por ser protagonista de este escándalo: "Hace un día que no salgo ni miro televisión".  

"He reaccionado absolutamente mal, la mezcla del dolor, de la impotencia, que me hizo perder la calma, cuando estoy absolutamente acostumbrada a recorrer la provincia y que manden gente a molestar. Esta vez lo hice muy mal", remarcó.

 
 

COMPARTIR: