Miércoles 1 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 1 de Diciembre de 2021 y son las 17:49 ULTIMOS TITULOS:

DEPORTES

3 de abril de 2015

El Arsenal inglés pagaría 6 millones de euros por una joya de Vélez de 16 años

El "Fortín" engordará su billetera por la venta de un chico de 16 años que se incorporará a una de las instituciones más poderosas de Europa, que suele apostar por futbolistas con proyección. Maximiliano Romero recién estaba fogueándose en Reserva y había ido al banco de Primera, aunque aún no debutó. Le comprarán el 80 por ciento del pase y recién emigraría a Londres dentro de dos años

Si hay un entrenador que otorga certificados de calidad a jugadores jóvenes, es el francés Arsène Wenger, quien desde hace años dirige al Arsenal de Inglaterra y se aboca a los fichajes de figuras con proyección, a las que pule en las categorías menores antes del salto a Primera.

Por eso nadie dudará del potencial de Maximiliano Samuel Romero, un delantero que juega desde los 6 años en Vélez y que con tan solo 16, será transferido a la institución londinense por unos 6 millones de euros. Una cifra escalofriante realmente para el fútbol argentino y más teniendo en cuenta que el "Fortín" se desprenderá solamente del 80 por ciento de su pase, quedando la posibilidad de sacarle mayor jugo a la transacción con el paso del tiempo.

       

Romero fue máximo artillero en la Octava División con 33 gritos, un logro que lo llevó a saltar a la Reserva, donde tuvo varios encuentros, incluso marcando allí también. Fue al banco de Primera y formó parte del plantel profesional en la última pretemporada, durante la cual cumplió su 16º aniversario. Su representante es un ex jugador de la casa: Rolando Zárate.

No hace mucho rubricó su vínculo con la entidad de Liniers, que puso como condición a los emisarios ingleses que recién se incorporará dentro de dos años, para que no queme etapas en su desarrollo formativo. La semana que viene se sellaría el vínculo que lo ligaría por al menos cuatro años a uno de los equipos más poderosos del Viejo Continente. Las joyas no duran...

COMPARTIR: