Miércoles 5 de Octubre de 2022

Hoy es Miércoles 5 de Octubre de 2022 y son las 00:13 - Detuvieron a 2 abusadores que atacaban en el subte / Desde la cárcel, Milagro Sala brindó un discurso para un acto del partido de D'Elía / Los 28 puntos destacados del informe "El estado del Estado" / Emotivos homenajes a Muhammad Alí en las calles de Estados Unidos / Jonás Gutiérrez: "Messi es un genio, siempre lo da todo" / Hay tres sospechosos de violar y estrangular a un chico en Santiago del Estero / El oficialismo celebró la suspensión de Ricardo Echegaray de la Auditoría General / Lionel Messi, prácticamente descartado para el debut ante Chile / Otra jueza dictó un amparo contra el aumento de tarifas / Mauricio Macri "está bien de salud", tuvo reuniones en Olivos y el lunes retomará su agenda / El emotivo recuerdo de Storani sobre su hijo: "Él enseñaba a ser un buen padre"  / Cristina Kirchner publicó un análisis de su hija Florencia sobre la marcha #NiUnaMenos / Cristian Ritondo recibió el alta médica tras cinco días de internación / Roland Garros: el argentino Gustavo Fernández se coronó en tenis adaptado / Corrupción en Brasil: Marcelo Odebrecht entregó USD 3.400.000 a la campaña de Dilma Rousseff / ¿Como sería tu vida si te sintieras apoyado incondicionalmente? / La española Garbiñe Muguruza derrotó a Serena Williams y se consagró en Roland Garros / Perú derrotó a Haití y empezó el torneo con el pie derecho  / El papa Francisco aprobó el proceso para expulsar obispos por casos de pedofilia / Paraguay no pudo con Costa Rica en su debut en la Copa /

17 de septiembre de 2018

Francisco regaló 40.000 crucifijos

El Sumo Pontífice obsequió a sus fieles una cruz con una imagen de Jesucristo en su habitual rezo dominical Ángelus, en la Plaza San Pedro del Vaticano.

El papa Francisco regaló 40.000 crucifijos a los fieles presentes en la

Plaza San Pedro

, congregados para el habitual rezo dominical del Ángelus durante este domingo.

En uno de los pasajes de su habitual misa, mientras hablaba con peregrinos, turistas y católicos, Francisco dijo que les tenía un regalo, a la vez que remarcó que "si alguien les dice que tienen que pagar, está siendo astuto, no tienen que pagar nada". En ese contexto, el Pontífice bromeó y puso un dedo debajo del ojo, un gesto italiano que señala la astucia.

Entre los que distribuyeron los 40.000 crucifijos estaban el limosnero papal, el cardenal polaco Konrad Krajewski, así como monjas, algunas personas sin hogar y pobres de Roma. Además, Francisco brindó un almuerzo a los 300 voluntarios que entregaron los regalos.

"Hoy, dos días después de la Crux Gloriosa del 14 de septiembre, pensé en ofrecerles, a ustedes presentes en la plaza, un crucifijo", declaró el Papa después de la oración, y agregó: "El crucifijo es el signo del amor de Dios que en Jesús dio la vida por nosotros. No es un objeto decorativo sino un signo religioso, para contemplar y orar".

"Agradezco a las hermanas, los pobres y los refugiados que van a distribuir este presente, pequeño pero precioso", concluyó el

Sumo Pontífice

.

El crucifijo, en metal plateado y que se entregó dentro de una bolsa transparente, iba acompañado de una tarjeta con una frase en tres lenguas pronunciada por el papa Francisco en el Vía Crucis de la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil en 2013: "En la cruz de Cristo está todo el amor de Dios, está su inmensa misericordia".

Durante la tarde del sábado, el Papa brindó otra misa en la Plaza Politeama en Palermo, Italia, donde les envió un mensaje a los jóvenes para que digan siempre "no" a la resignación. Ante los miles de adolescentes que se acercaron al lugar, Francisco respondió a tres preguntas puntuales: ¿Cómo escuchar al Señor?, ¿cómo acoger a los demás? y ¿cómo ser joven en esta tierra?

En sus respuestas, el Papa recordó a los jóvenes que "tienen en el corazón y en las manos la posibilidad de hacer nacer y crecer esperanza". "Por favor, no a la resignación. Escuchen bien, un joven no puede ser resignado. Todo puede cambiar. ¿Dónde debo llamar? A tu corazón, a tus sueños. Generen una civilización nueva, acogedora, fraterna, del amor. ¡Todo puede cambiar!", continuó.

"Al Señor no se le escucha estando en un sillón. ¿Entienden? Con una vida cómoda, sin hacer nada, te aseguro que escucharás cualquier cosa menos al Señor. Quedarse sentados crea interferencia con la Palabra de Dios que es dinámica. Si estás estático, no puedes escucharla. A Dios se le descubre caminando", concluyó Bergoglio.

COMPARTIR: