Lunes 26 de Julio de 2021

Hoy es Lunes 26 de Julio de 2021 y son las 23:43 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

3 de septiembre de 2018

Patea para el otro lado

De campeón Odesur a partícipe de una banda que estafaba abuelos: la historia de Federico Ferriol Laffouillere.

Hace ocho años, Federico Ferriol Laffouillere vivía el momento más gratificante de su carrera: en la categoría hasta 54 kilos, el taekwondista con proyección nacional se consagraba campeón en los Juegos Odesur de Medellín 2010. Esa fue la única medalla dorada de una delegación que incluyó la plata de Sebastián Crismanich (74 kilos). En los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el correntino se coronaría como el mejor del mundo, mientras que Ferriol no ganaría su lugar en la cita.

Sin embargo, el éxito deportivo que le llegó de golpe (con 18 años obtuvo el primer lugar en Colombia) parece ser parte de otra vida para el taekwondista que no registra actividad internacional desde hace seis temporadas, según el sitio especializado taekwondodata.com. El viernes fue detenido en Puerto Madero como parte de una banda de delincuentes denominada “Los cara de nene”, que estafaba jubilados.

Quien fue Olimpia de su deporte en 2010 está acusado de ser uno de los cobradores del grupo, que tiene a otros cuatro detenidos y a dos prófugos. La organización se aprovechaba de ancianos (ver Modus operandi) y se calcula que recaudaron una cifra cercana a los dos millones de dólares.

Con ese dinero, los acusados tenían una vida de lujo: en los últimos meses viajaron a Cuba, España y Estados Unidos. Además, en la detención de Ferriol Laffouillere se secuestró su camioneta Land Rover Evoque, valuada en un millón y medio de pesos. El ex medalla de oro pagaba casi 4.000 dólares entre alquiler y expensas en las Torres del Yacht (Juan Manso 600); a su vez, tiene una casa en el complejo de propiedades Villa Nueva, en Tigre.

La fachada del bonaerense era la reparación de relojes y joyas, actividad que está registrada en su CUIT. A partir del rastreo satelital de su camioneta dieron con su ubicación para la posterior detención. El fiscal de la causa es Patricio Ferrari.

Sus victorias frente al peruano Gabriel Aliaga, el brasileño Reginaldo Santos y el colombiano Harold Patiño lo llevaron al oro en la bella Colombia en 2010. Su éxito, el año anterior, en el Open holandés disputado en Eindhoven auguraba un futuro muy prometedor para quien era referente en pesos bajos (Crismanich lo era en mediano y Martín Sío, quien el viernes fue campeón en Costa Rica, en pesado). Ahora, lo único que le espera a Ferriol Laffouillere será un juicio y, posiblemente, unos largos años tras las rejas.

Modus operandi

“Los cara de nene” elegían a víctimas mayores de 70 años en barrios de alto poder adquisitivo. A través de informes comerciales conocían sus movimientos y se acercaban a las familias a través de los nietos. Una que vez que contactaban al abuelo, lo convencían de que el país sufriría una catástrofe financiera y éste entregaba sus ahorros.

La organización fue grabada por una cámara de seguridad, que resultó clave para la detención.

COMPARTIR: