Viernes 30 de Septiembre de 2022

Hoy es Viernes 30 de Septiembre de 2022 y son las 09:53 - Detuvieron a 2 abusadores que atacaban en el subte / Desde la cárcel, Milagro Sala brindó un discurso para un acto del partido de D'Elía / Los 28 puntos destacados del informe "El estado del Estado" / Emotivos homenajes a Muhammad Alí en las calles de Estados Unidos / Jonás Gutiérrez: "Messi es un genio, siempre lo da todo" / Hay tres sospechosos de violar y estrangular a un chico en Santiago del Estero / El oficialismo celebró la suspensión de Ricardo Echegaray de la Auditoría General / Lionel Messi, prácticamente descartado para el debut ante Chile / Otra jueza dictó un amparo contra el aumento de tarifas / Mauricio Macri "está bien de salud", tuvo reuniones en Olivos y el lunes retomará su agenda / El emotivo recuerdo de Storani sobre su hijo: "Él enseñaba a ser un buen padre"  / Cristina Kirchner publicó un análisis de su hija Florencia sobre la marcha #NiUnaMenos / Cristian Ritondo recibió el alta médica tras cinco días de internación / Roland Garros: el argentino Gustavo Fernández se coronó en tenis adaptado / Corrupción en Brasil: Marcelo Odebrecht entregó USD 3.400.000 a la campaña de Dilma Rousseff / ¿Como sería tu vida si te sintieras apoyado incondicionalmente? / La española Garbiñe Muguruza derrotó a Serena Williams y se consagró en Roland Garros / Perú derrotó a Haití y empezó el torneo con el pie derecho  / El papa Francisco aprobó el proceso para expulsar obispos por casos de pedofilia / Paraguay no pudo con Costa Rica en su debut en la Copa /

8 de noviembre de 2017

La "Yiya Murano japonesa" morirá en la horca

Todo Japón se vio conmocionado por este hecho que se ventiló en un juicio. Una viuda negra, de 70 años, fue condenada a muerte por asesinar a tres de sus cónyuges e intentar matar a otro. Chisako Kakehi utilizó cianuro para después embolsar en total una millonaria herencia.

“La acusada hizo que las víctimas bebieran un compuesto con cianuro con intenciones homicidas en los cuatro casos”, declaró Ayako Nakagawa, la jueza del tribunal de Kioto donde se celebraba el juicio de Kakehi, desde finales de junio, según informó la cadena pública NHK. Los tres asesinatos y el intento de homicidio habían sido premeditados y “bien preparados”, añadió la jueza, que dijo no “haber tenido otra opción” que enviar a la acusada a la horca por esos hechos.

Kakehi no mostró ninguna emoción al oír el veredicto. La mujer, que lleva un aparato auditivo, le había pedido a la jueza que hablara fuerte. La Justicia rechazó los argumentos de los abogados de la defensa, según los cuales la acusada padecía demencia y, por tanto, no podía considerarse como responsable penalmente. El año pasado, varios exámenes médicos confirmaron que Kakehi sufría demencia, pero en un estado precoz, lo cual no le impedía comparecer ante el tribunal.

Heredó una fortuna

En más de una década logró amasar una fortuna de 1.000 millones de yenes (unos 8,7 millones de dólares), al cobrar los seguros de vida de sus cónyuges y heredar sus bienes inmobiliarios y depósitos bancarios. Después perdió la mayor parte de su dinero en operaciones financieras ruinosas, antes de ser detenida en noviembre de 2014. La juez Nakagawa declaró que Kakehi había matado “por amor al dinero”.

Desde la muerte de su primera pareja, en 1994, a causa de una enfermedad, mantuvo relaciones con una decena de hombres, de los cuales seis fallecieron, según los medios locales. Kakehi se casó con cuatro de ellos, a los que había conocido mediante agencias matrimoniales que le presentaban, a petición suya, hombres mayores, ricos, sin hijos y que vivieran solos.

Forenses hallaron cianuro en los cadáveres de al menos dos de sus ex cónyuges, y los investigadores encontraron restos de veneno en los tachos de basura de su casa, en Kioto. En otro piso que tenía en la misma ciudad, la policía vio material para administrar medicamentos y libros de medicina.

Durante el juicio, la acusada había defendido su inocencia en un primer momento, antes de negarse a hablar. Sin embargo, en julio sorprendió a todo el mundo al confesar el asesinato de su cuarto esposo en 2013. “Lo maté (...) porque le daba decenas de millones de yenes a otras mujeres, pero a mí no me daba nada”, dijo al tribunal, según la agencia de prensa Jiji.
 

COMPARTIR: