Por Florencia Golender
fgolender@conica.com.ar

La distancia entre los sectores de mayor y menor poder adquisitivo aumentó en el último año. Según los datos publicados por el Indec esta semana, la población con los ingresos más altos del país gana 13,7 veces más que la de ingresos más bajos, mientras que en 2015 esa brecha era de 12,3. Las políticas económicas y sociales aplicadas durante los últimos meses estarían impactando negativamente en la distribución del ingreso.

Se trata de los resultados que arrojó la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que realiza cada tres meses el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Sobre el segundo trimestre de 2016, informó que el 10% más rico de los hogares aumentó su ingreso medio en el último año de 34.330 a 51.321 pesos, un 49,5 por ciento. Mientras que el 10% más pobre aumentó su ingreso medio de 2.791 a 3.730 pesos, un 33,6 por ciento.

A su vez, del informe surge que el estrato con ingresos más bajos concentraba en el segundo trimestre del año pasado el 1,8 por ciento del ingreso frente al 29,7 por ciento del estrato más rico. Ahora los más pobres acumularon el 1,7 por ciento del ingreso y los segundos el 31,3 por ciento.

Medición por deciles

En la EPH cada decil comprende un décimo de la población estudiada y equivale aproximadamente a 1,1 millones de personas. En la escala de ingreso mensual per cápita, el primer decil va de cero a 1.473 pesos, mientras que el décimo decil varía en ingresos individuales entre $11.400 y $239.333.

De acuerdo con la comparación anual de datos oficiales (ver gráfico a la derecha), en el segundo trimestre de 2016 la distancia entre los ingresos individuales de los más pobres y de los más ricos es 23,17 veces mayor. Tal cifra surge de dividir el ingreso medio per cápita del 10° decil ($30.374) por el del 1° decil ($1.311). En tanto, el ingreso medio individual por decil fue de 9.716 pesos.

Por otro lado, teniendo en cuenta todo el ingreso familiar (todas las personas ocupadas de un hogar) el quinto decil reúne ingresos totales que van de 11.600 a 14.000 pesos, con un ingreso promedio de 12.709 pesos. Las familias más pobres tienen ingresos totales por hogar que van de 100 a 5.000 pesos, con un ingreso promedio de 3.730 pesos en el primer decil.

En el sector de la población más rica, los ingresos de las familias varían entre 35.000 y 718.000 pesos, con un promedio de 51.231 pesos, en el decil más alto. Con estos números, el ingreso medio familiar fue de 17.992 pesos.

Impacto inflacionario

A modo de ejercicio comparativo, cabe indicar que la Canasta Básica Total -que mide el umbral por el cual una familia cae en la línea de pobreza- subió en septiembre a $12.637,53, un 1,2% por sobre la de agosto, según informó el Indec. Nótese que recién a partir del 5° decil de la EPH, una familia alcanzó ingresos por 12.709 pesos.

Entonces con esos ingresos mensuales del segundo trimestre del 2016, la mitad de los hogares argentinos ya no podría cubrir en septiembre el costo de la canasta de alimentos y servicios básicos.

En paralelo, la Canasta Básica Alimentaria, es decir, la cantidad mínima de alimentos que requiere un núcleo familiar para no caer por debajo de la línea de indigencia y subsistir, ascendió en septiembre a 5.287,67 pesos, un 2,2% más que en agosto, informó el organismo. Obsérvese que recién a partir del 2° decil de la EPH, una familia tuvo ingresos por 6.504 pesos.