Jueves 19 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 19 de Mayo de 2022 y son las 02:20 - Detuvieron a 2 abusadores que atacaban en el subte / Desde la cárcel, Milagro Sala brindó un discurso para un acto del partido de D'Elía / Los 28 puntos destacados del informe "El estado del Estado" / Emotivos homenajes a Muhammad Alí en las calles de Estados Unidos / Jonás Gutiérrez: "Messi es un genio, siempre lo da todo" / Hay tres sospechosos de violar y estrangular a un chico en Santiago del Estero / El oficialismo celebró la suspensión de Ricardo Echegaray de la Auditoría General / Lionel Messi, prácticamente descartado para el debut ante Chile / Otra jueza dictó un amparo contra el aumento de tarifas / Mauricio Macri "está bien de salud", tuvo reuniones en Olivos y el lunes retomará su agenda / El emotivo recuerdo de Storani sobre su hijo: "Él enseñaba a ser un buen padre"  / Cristina Kirchner publicó un análisis de su hija Florencia sobre la marcha #NiUnaMenos / Cristian Ritondo recibió el alta médica tras cinco días de internación / Roland Garros: el argentino Gustavo Fernández se coronó en tenis adaptado / Corrupción en Brasil: Marcelo Odebrecht entregó USD 3.400.000 a la campaña de Dilma Rousseff / ¿Como sería tu vida si te sintieras apoyado incondicionalmente? / La española Garbiñe Muguruza derrotó a Serena Williams y se consagró en Roland Garros / Perú derrotó a Haití y empezó el torneo con el pie derecho  / El papa Francisco aprobó el proceso para expulsar obispos por casos de pedofilia / Paraguay no pudo con Costa Rica en su debut en la Copa /

6 de noviembre de 2018

Monseñor Ojea: "La crisis golpea al pueblo"

La conferencia episcopal denunció los ataques "sin precedentes" al Papa Francisco. Desde este martes y hasta el viernes 9 los obispos analizaran diversos temas en Pilar. 

"Hemos sido testigos de ataques a la persona del Santo Padre desde dentro y desde fuera de la Iglesia de un modo que no tiene precedentes", advirtió en la noche del lunes monseñor Oscar Vicente Ojea, en la misa de apertura de la 116ª Asamblea Plenaria de la

Conferencia Episcopal Argentina

(CEA).

El obispo de San Isidro y titular de la CEA señaló también que el país vive "una crisis social y económica que golpea a todo el pueblo argentino, y que va resintiendo la confianza en la dirigencia política aumentando el mal humor social, el enojo y la intolerancia que hace muy crispada la convivencia".

Desde este martes y hasta el viernes 9, en

Pilar

, los obispos analizarán temas delicados como la situación social, el sostenimiento económico de la Iglesia, las cuestiones del aborto legal y de la Educación Sexual Integral (ESI) en las escuelas. El viernes se conocerá un documento final con las conclusiones de las deliberaciones.

"Estamos terminando un año sumamente difícil. Muchos acontecimientos que hemos vivido en los últimos meses nos han provocado perplejidad, y al mismo tiempo nos plantean grandes desafíos pastorales para ser iluminados a la luz del Evangelio. Son situaciones complejas y conflictivas, que esconden un mensaje que tenemos que descubrir", señaló Ojea en su mensaje.

Entre estos acontecimientos, Ojea mencionó "la habilitación del debate sobre el aborto y su repercusión en muchos de nuestros jóvenes, incluso de nuestros colegios y comunidades a quienes hemos visto tomando partido con su pañuelo verde" y el "fenómeno de las apostasías que apareció posteriormente".

Habló también de "las denuncias de abusos que aumentan el dolor en lo más profundo del corazón de la Iglesia". Alertó, en uno de los momentos más fuertes de su homilía, sobre los "ataques a la persona del Santo Padre desde dentro y desde fuera de la Iglesia de un modo que no tiene precedentes, lo que genera la escasa difusión de su pensamiento y de su prédica. Esto se extiende a la Iglesia toda ya que parecería que decir algo bueno sobre ella no es políticamente correcto".

"Todo esto lo hemos vivido en medio de una crisis social y económica que golpea a todo el pueblo argentino, y que va resintiendo la confianza en la dirigencia política aumentando el mal humor social, el enojo y la intolerancia que hace muy crispada la convivencia", dijo el obispo de San Isidro.

Frente a estas situaciones, Ojea planteó no caer "en la ira, el enojo y la victimización", tampoco en "la parálisis y la inmovilidad". Y seguir el ejemplo de Jesús, quien "manda romper el círculo cerrado de la comodidad e invertir en relaciones que puedan dar fruto y pide que invitemos a los excluidos: a los pobres, a los lisiados, a los ciegos".

Tras llamar a tener una actitud humilde, Ojea dijo que "mirando nuestros pecados y los escándalos que se han dado en algunas de nuestras comunidades, tenemos que ahondar el camino de nuestra conversión personal y eclesial". Y llamó a "aprender a desprendernos de un reconocimiento social que los obispos teníamos en otro tiempo y que vamos dejando de tener".

"Esta Iglesia humilde -agregó Ojea -es un modo muy concreto y providencial de ser Iglesia pobre para los pobres, como nos pide el Papa".

COMPARTIR: