Lunes 3 de Octubre de 2022

Hoy es Lunes 3 de Octubre de 2022 y son las 21:09 - Detuvieron a 2 abusadores que atacaban en el subte / Desde la cárcel, Milagro Sala brindó un discurso para un acto del partido de D'Elía / Los 28 puntos destacados del informe "El estado del Estado" / Emotivos homenajes a Muhammad Alí en las calles de Estados Unidos / Jonás Gutiérrez: "Messi es un genio, siempre lo da todo" / Hay tres sospechosos de violar y estrangular a un chico en Santiago del Estero / El oficialismo celebró la suspensión de Ricardo Echegaray de la Auditoría General / Lionel Messi, prácticamente descartado para el debut ante Chile / Otra jueza dictó un amparo contra el aumento de tarifas / Mauricio Macri "está bien de salud", tuvo reuniones en Olivos y el lunes retomará su agenda / El emotivo recuerdo de Storani sobre su hijo: "Él enseñaba a ser un buen padre"  / Cristina Kirchner publicó un análisis de su hija Florencia sobre la marcha #NiUnaMenos / Cristian Ritondo recibió el alta médica tras cinco días de internación / Roland Garros: el argentino Gustavo Fernández se coronó en tenis adaptado / Corrupción en Brasil: Marcelo Odebrecht entregó USD 3.400.000 a la campaña de Dilma Rousseff / ¿Como sería tu vida si te sintieras apoyado incondicionalmente? / La española Garbiñe Muguruza derrotó a Serena Williams y se consagró en Roland Garros / Perú derrotó a Haití y empezó el torneo con el pie derecho  / El papa Francisco aprobó el proceso para expulsar obispos por casos de pedofilia / Paraguay no pudo con Costa Rica en su debut en la Copa /

12 de enero de 2018

Se enteró de que iba a ser mamá 45 minutos antes del parto

El matrimonio no quería tener hijos: los dos llegaron por sorpresa. Ocurrió en la ciudad inglesa de Plymouth.

Lisa Leathard y su esposo, Nick, son felices con sus dos pequeños hijos. Algo que nunca hubieran pensado, ya que su idea era no tener chicos, por lo que ambos llegaron por sorpresa. Hasta aquí, su historia es como muchas otras, lo particular fue cómo arribaron a este mundo los dos niños.

Tras mantener su vida privada bajo un manto de discreción, el matrimonio oriundo de la ciudad inglesa de Plymouth decidió contar su historia y dejó a todos con la boca abierta. El primer embarazo de la mujer, de 38 años, fue en 2014, aunque ni se enteró. Un día, tras regresar del trabajo comenzó a sufrir dolor de estómago. No pudo dormir en toda la noche ni levantarse de la cama, por lo que decidieron llamar a un médico.

La ambulancia llegó y los profesionales la revisaron, pero no lograron darse cuenta de qué era lo que provocaba los dolores, por lo que la trasladaron hasta un hospital y le realizaron una ecografía. Fue entonces que se enteró: "Dijeron que seguramente había un bebé y que estaba llegando en ese momento".

Así fue, 45 minutos después de haberse enterado de que estaba embarazada, Lisa y Nick fueron padres de Toby. "Se lo llevaron durante unos 30 minutos y luego lo trajeron de vuelta, dijeron que estaba en perfecto estado, muy saludable. Además, por su peso creían que había nacido a término", recordó la mujer.

Una sorpresa para todos

Al día siguiente, vivieron uno de los momentos más curiosos de esta historia: avisar al trabajo. "Fue completamente loco", aseguró Leathard, ya que nadie podía creer que acababa de ser madre sin siquiera haber sabido de su embarazo. En ese sentido, contó: "Nos estábamos mudando y estaba tan ocupada en el trabajo que nunca noté signos o síntomas de que estuviera embarazada. Una vez miré para abajo y le comenté a una compañera que mis tobillos estaban muy hinchados, ella me respondió que la única vez que le pasó fue cuando estuvo embarazada".

Shockeados pero felices siguieron su vida con el chiquito, pero haciendo tests para evitar nuevos imprevistos. Fue así que, en 2016, sin buscarla llegó otra sorpresa: Lisa esperaba a Noah. "Ser madre es fantástico, los chicos son increíbles", concluyó la inesperada, pero muy feliz mamá.

COMPARTIR: