Por Gabriel Arias
garias@cronica.com.ar

Un raid persecutorio con tiros y choques terminó en las puertas del estadio de San Lorenzo de Almagro, con el saldo de tres delincuentes detenidos, uno herido y otro prófugo. En tanto, varios agentes de Gendarmería Nacional también terminaron con lesiones producto de las colisiones, aunque ninguno de gravedad.

El hecho tuvo lugar pasadas las 2 de la madrugada del miércoles y comenzó a la altura del cruce de las avenidas Castañares y Varela, en el Bajo Flores, donde cinco delincuentes a bordo de un Renault Megane gris (dominio DXH 861) intentaron evitar un control policial y emprendieron la huída. En ese momento, un patrullero de la comisaría 38° empezó la persecución que se trasladó a la avenida Perito Moreno, donde un móvil de la Gendarmería Nacional al ser alertado por el hecho, salió en persecución de los delincuentes.

A la altura de la cancha de San Lorenzo, se sumó otro móvil y se produjo un violento choque entre los tres automóviles. Allí, se produce un intenso tiroteo, que termina con un malhechor herido en la espalda, tres secuaces detenidos y un quinto que se dió a la fuga.

Cabe destacar, que producto de la fuerte colisión entre las unidades, cuatro gendarmes resultaron heridos, de los cuales uno se encuentra en observación aunque no reviste de gravedad. En cuanto al delincuente herido, el mismo fue derivado al hospital Piñeyro donde fue sometido a una intervención quirúrgica y se encuentra fuera de peligro. Debido a que en el siniestro participaron efectivos de la Gendarmería, las pericias estuvieron a cargo de la Policía Federal quienes realizaron el respectivo análisis intentando reconstruir como fue el episodio.

Uno de los vecinos del lugar, llamado Raúl, le comentó a Crónica que “cerca de las 2 de la mañana escuchamos un fuerte estruendo, y cuando me fijé por la ventana ví que había hombres tirados en el suelo. Al momento llegó la ambulancia que comenzó a llevarse a las personas de a poco, ya que eran varios los heridos. Antes se escucharon algunos disparos pero todo se desarrolló muy rápido, y en segundos se silenció todo”.

En tanto, los investigadores de este hecho intentan saber si los delincuentes venían de cometer algún raid delictivo, si poseen antecedentes y si el automóvil en el cual circulaban tenía pedido de captura por si fue robado, además intentan ahora determinar si estos hombres tienen relación con el intento de usurpación que minutos antes se había producido en la villa 1-11-14.