Por Fernando Vázquez 

fvazquez@cronica.com.ar 

Por motivos que se investigan, un joven de 29 años apareció salvajemente masacrado a golpes, en el interior de una vivienda en la localidad bonaerense de San Miguel. El individuo murió al ser agredido sin piedad con una mancuerna y a macetazos.

Las autoridades policiales buscan al responsable del crimen. Los voceros del departamento judicial de San Martín revelaron que la infortunada víctima fue identificada como Matías Daniel Villamea, de 29 años.

Trascendió que el macabro hecho se descubrió cuando los integrantes de la comisaría 3ª de San Miguel recepcionaron una denuncia en el número telefónico de emergencias 911, que hacía referencia a una persona muerta en una humilde finca situada en calle La Pinta al 1400, entre Belgrano y Guanahani, en el citado distrito, en el noroeste del conurbano provincial.


Tremendos golpes


De inmediato, los servidores públicos concurrieron a dicho inmueble, donde hallaron, en un dormitorio y junto a una cama, el cadáver del muchacho, que yacía ensangrentado y que presentaba tremendos golpes aplicados en la cabeza mediante una mancuerna y una maceta.

Con respecto a los móviles del brutal ilícito, los investigadores de la seccional descartaron que el individuo haya sido agredido con fines de robo y, en este sentido, hasta el momento consideran que el muchacho discutió violentamente con el homicida.

Al respecto, esta hipótesis señala que la disputa culminó en tragedia porque el agresor no dudó en golpear violentamente a su adversario en la región del cráneo, hasta provocarle el deceso.

Versiones aportadas por los consternados habitantes del vecindario sostienen que esa maceta utilizada por el criminal fue incautada sobre la mencionada cama por los pesquisas policiales, quienes en la jornada de ayer realizaron diferentes procedimientos con la intención de capturar al autor del escalofriante asesinato. 

Gente de la zona manifestó que el joven habría vivido bastante tiempo en Moreno antes de instalarse en San Miguel.