Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Al resistirse al robo de una motocicleta y de un teléfono celular, un humilde albañil, de 32 años, fue salvajemente asesinado a cuchilladas en la vía pública. El cruento suceso se registró en la localidad bonaerense de José C. Paz y los pesquisas policiales lograron detener al responsable del tremendo crimen. Los voceros de los tribunales de San Martín revelaron que la infortunada víctima fue identificada como Pablo Julián Morales, de 32 años.

Trascendió que el terrible hecho se produjo cuando el trabajador se desplazaba a bordo de una motocicleta Corven azul, patente 054 HUZ, y fue interceptado por el sujeto en Austria, entre Finlay y Bela Bartok, en el denominado Barrio Frino.

El marginal amenazó con fines de robo al trabajador y le exigió la entrega de sus objetos de valor.

Opuso resistencia

Sin embargo, Morales se resistió al asalto y, por este motivo, el chacal no dudó en aplicarle a la víctima una cuchillada en el hemitórax izquierdo, a la altura del corazón.

El albañil se desplomó en un charco de sangre y el despreciable malviviente aprovechó la situación para apoderarse, tanto de la motocicleta como del teléfono celular del herido.

Morales fue socorrido por su hermano, Nicolás, de 21 años, y trasladado al Hospital Domingo Mercante, en José C. Paz, aunque finalmente el hombre dejó de existir en el centro asistencial, pese a la tarea desarrollada por los facultativos del lugar. Posteriormente, los pesquisas policiales de la comisaría de Barrio Frino (2ª de José C. Paz) observaron al criminal en la esquina de Dinamarca y Finlay, en momentos en que circulaba en el vehículo sustraído minutos antes.

Se originó entonces una persecución por las calles del vecindario, hasta que el forajido, llamado Marcos Javier, de 32 años, fue apresado por los servidores públicos. En poder del peligroso asaltante, se incautaron además el celular del albañil y el arma blanca que utilizó para matar sin piedad a la víctima.

Diversas versiones obtenidas en el mencionado barrio sostienen que Morales conocía al peligroso victimario. Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio en ocasión de robo”, la Unidad Funcional Nº 23 de Malvinas Argentinas, dependiente del departamento judicial de San Martín.