Por Guido Magrini (enviado especial a Colón)
gmagrini@cronica.com.ar

“Crónica” se hizo presente en la ciudad entrerriana de Colón para asistir a la Fiesta de la Primavera local, pero antes dialogó con el intendente Mariano Rebord, quien decidió hacer especial hincapié en el turismo.

El jefe comunal detalló que “nosotros tenemos en un radio de 30 kilómetros, 4 complejos termales, uno que es con mucha concentración de sal y después otros más recreativos. Ahora en septiembre - octubre comienza la temporada alta y ahí mostramos nuestra niña bonita que es el Río Uruguay, lugar donde mayores playas hay y está todo el complejo hotelero perfectamente adaptado, donde según los entendidos esa zona de ríos que abarca 80 o 100 kilómetros es la más linda de Sudamérica”.

Sobre la tan esperada para los autóctonos Fiesta de la Primavera, el intendente aseguró que “es una gran preparación de muñecos que los estudiantes después queman tras el paso de antorchas. Es la fiesta de ellos pero es muy importante para nosotros, ya se convirtió en una tradición”.

En relación a lo que se espera para la temporada alta, Rebord confía en superar ampliamente el número de visitantes del año pasado. “De diciembre hasta semana santa, nos mantenemos siempre con un número que supera el doble de la población. Tenemos 35 mil habitantes y podemos albergar casi el doble de turistas”, expresa.

En tanto, sobre un tema que siempre está en el candelero y es el miedo a la inseguridad, el intendente asegura que Colón es una especie de “isla” en ese sentido: “Acá hay mucha tranquilidad, descanso y relax, pero más allá de eso, tenemos nuestro caballito de batalla que es la seguridad, y tocamos madera. La seguridad es una bandera que podemos sacar, eso atrae a mucha gente, incluso muchas personas de Buenos Aires o Rosario optaron por venirse a vivir acá. Nosotros no tenemos colectivos urbanos ni escuela privada, nosotros apostamos por lo público”.