Sábado 8 de Agosto de 2020

Hoy es Sábado 8 de Agosto de 2020 y son las 03:41 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 9.9º
  • Algunas nubes
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

DEPORTES

4 de julio de 2014

Brasil sufrió en los últimos minutos pero eliminó a Colombia y enfrentará a Alemania

El equipo de Scolari mostró su mejor versión en el primer tiempo, pero tuvo que resistir en el complemento. Thiago Silva y David Luiz firmaron el 2-1 que los pone en semifinales. Descontó James, el goleador del Mundial

Anterior Siguiente
  • Crédito: AFP 11 de 11

  •   1 de 11
  • Crédito: Reuters 2 de 11

  • Crédito: AFP 3 de 11

  • Crédito: AFP 4 de 11

  • Crédito: AFP 5 de 11

  • Crédito: AFP 6 de 11

  • Crédito: AFP 7 de 11

  • Crédito: AFP 8 de 11

  • Crédito: AFP 9 de 11

  • Crédito: AFP 10 de 11

  • Crédito: AFP 11 de 11

  •   1 de 11
   

La selección de Brasil derrotó a Colombia en el duelo de sudamericanos y sacó boleto a la semifinal del Mundial Brasil 2014. En Fortaleza, el conjunto de Scolari superó a su rival y la presión del público para meterse entre los cuatro mejores del torneo, donde enfrentará a Alemania. El trascendental encuentro se jugó en el estadio Arena Castelao, con capacidad para 60.342 espectadores.

En un partido cargado de infracciones, el arbitraje del español Carlos Velasco Carballo fue polémico. Tardó 63 minutos en sacar una amarilla: fue para Thiago Silva, que se pierde el próximo partido.

Los locales alinearon a Maicon en lugar de Dani Alves, que no mostró seguridad en la banda derecha a lo largo del torneo. Fernandinho, ya afirmado en el equipo, compartió el mediocampo con Paulinho. Neymar, con sus típicas libertades, fue comodín en el ataque.

En el comienzo del encuentro, Thiago Silva se escapó del marcaje de Carlos Sánchez en un tiro de esquina y empujó el balón a la red en el segundo poste. Un gol muy rápido que sorprendió a Colombia y que lo obligó a reaccionar con inmediatez.

James era la única variante efectiva de los avances de Colombia. Resolvía bien a pesar de la presión ejercida por el doble pivot brasileño, contagiaba a Ibarbo y Cuadrado, pero sus intenciones se desvanecían en la imprecisión de sus compañeros.

El colombiano David Ospina empezaba a ser la única razón por la que el marcador no era más abultado. El dominio de Brasil obligaba al portero a esforzarse para evitar que su equipo reciba más goles.

Los dirigidos por Scolari imponían un ritmo de vértigo al desarrollo, y a los "cafeteros" les costaba seguir ese paso. Era la mejor versión del anfitrión en la Copa del Mundo. Mostraba voracidad y orden en la presión colectiva y, al momento de atacar, era vertical y dinámico.

En el complemento, Pekerman mandó al campo a Adrián Ramos y sacó a Víctor Ibarbo. Quería acompañar a Teófilo Gutiérrez y también liberarlo, que sumara movilidad al no actuar de referencia en el centro del ataque.

Brasil bajó la intensidad, sintió el cansancio tras un primer tiempo eléctrico y empezó a cortar con infracciones todas la posesiones de Colombia. Contaba con la floja actuación arbitral, que lo favorecía para cometer faltas sin recibir apercibimientos.

Pero así como Thiago Silva anotó el primero, el otro defensor central marcó el segundo. David Luiz ejecutó un tiro libre perfecto y estampó un golazo para aumentar la diferencia en el marcador. El 2-0 enterraba las esperanzas "cafeteras".

Anterior Siguiente
  • Crédito: AFP 11 de 11

  •   1 de 11
  • Crédito: Reuters 2 de 11

  • Crédito: AFP 3 de 11

  • Crédito: AFP 4 de 11

  • Crédito: AFP 5 de 11

  • Crédito: AFP 6 de 11

  • Crédito: AFP 7 de 11

  • Crédito: AFP 8 de 11

  • Crédito: AFP 9 de 11

  • Crédito: AFP 10 de 11

  • Crédito: AFP 11 de 11

  •   1 de 11
   

La selección de Brasil derrotó a Colombia en el duelo de sudamericanos y sacó boleto a la semifinal del Mundial Brasil 2014. En Fortaleza, el conjunto de Scolari superó a su rival y la presión del público para meterse entre los cuatro mejores del torneo, donde enfrentará a Alemania. El trascendental encuentro se jugó en el estadio Arena Castelao, con capacidad para 60.342 espectadores.

En un partido cargado de infracciones, el arbitraje del español Carlos Velasco Carballo fue polémico. Tardó 63 minutos en sacar una amarilla: fue para Thiago Silva, que se pierde el próximo partido.

Los locales alinearon a Maicon en lugar de Dani Alves, que no mostró seguridad en la banda derecha a lo largo del torneo. Fernandinho, ya afirmado en el equipo, compartió el mediocampo con Paulinho. Neymar, con sus típicas libertades, fue comodín en el ataque.

   

En el comienzo del encuentro, Thiago Silva se escapó del marcaje de Carlos Sánchez en un tiro de esquina y empujó el balón a la red en el segundo poste. Un gol muy rápido que sorprendió a Colombia y que lo obligó a reaccionar con inmediatez.

James era la única variante efectiva de los avances de Colombia. Resolvía bien a pesar de la presión ejercida por el doble pivot brasileño, contagiaba a Ibarbo y Cuadrado, pero sus intenciones se desvanecían en la imprecisión de sus compañeros.

El colombiano David Ospina empezaba a ser la única razón por la que el marcador no era más abultado. El dominio de Brasil obligaba al portero a esforzarse para evitar que su equipo reciba más goles.

Los dirigidos por Scolari imponían un ritmo de vértigo al desarrollo, y a los "cafeteros" les costaba seguir ese paso. Era la mejor versión del anfitrión en la Copa del Mundo. Mostraba voracidad y orden en la presión colectiva y, al momento de atacar, era vertical y dinámico.

 

En el complemento, Pekerman mandó al campo a Adrián Ramos y sacó a Víctor Ibarbo. Quería acompañar a Teófilo Gutiérrez y también liberarlo, que sumara movilidad al no actuar de referencia en el centro del ataque.

Brasil bajó la intensidad, sintió el cansancio tras un primer tiempo eléctrico y empezó a cortar con infracciones todas la posesiones de Colombia. Contaba con la floja actuación arbitral, que lo favorecía para cometer faltas sin recibir apercibimientos.

Pero así como Thiago Silva anotó el primero, el otro defensor central marcó el segundo. David Luiz ejecutó un tiro libre perfecto y estampó un golazo para aumentar la diferencia en el marcador. El 2-0 enterraba las esperanzas "cafeteras".

   

En Colombia ingresó Carlos Bacca para intentar sumar más peso en el ataque, y el equipo empezó a empujar a un Brasil replegado. La primera línea brasileña era puro rechazo. No intentaba salidas limpias, pateaba directamente al campo contrario.

En uno de esos avances, el ingresado Bacca quedó frenta a Julio César y el guardameta le cometió falta. Era penal para alimentar la ilusión colombiana nuevamente.

James Rodríguez se hizo cargo y consiguió su sexto gol en el Mundial. Se convertía en el goleador del certamen y le daba a su equipo un esperanza de llevar el juego al alargue para pelear por la clasificación a las semifinales.

   

Pero Scolari empezó a armar un bloque impenetrable. Metió al defensor central Henrique por el golpeado Neymar y también a Ramires y Hernanes para frenar la embestida colombiana de los minutos finales.

A pesar de sufrir los minutos de cierre, Brasil ganó el duelo de sudamericanos y dejó en el camino a otro rival del mismo continente. Pekerman perdió su invicto en nueve partidos mundialistas, pero Colombia hizo una actuación histórica colectiva e individual con James Rodríguez.

Pese a la ausencia de Radamel Falcao, que se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla en la antesala del Mundial, Colombia ha mostrado que su potencial es enorme. Rápido, preciso y equilibrado. Colombia quedará en la gloria por haber llegado por primera vez a los cuartos de final.

Brasil sigue en carrera para obtener el "Hexa" y así vengar aquel Maracanazo de 1950, cuando Uruguay le arruinó la fiesta en el primer mundial que organizaron. Deberán primero vencer a Alemania el próximo martes 8 de junio en el estadio Mineirao.

   

COMPARTIR:

Notas Relacionadas